Un bebé recién nacido requiere de ciertos cuidados estrictos durante sus primeras semanas de vida para procurar su salud general y evitar accidentes. Si tu bebé acaba de nacer debes poner atención a lo siguiente.


  • Cordón umbilical: se debe lavar con agua y jabón, una vez seco hay que cubrirlo con una gasa estéril humedecida en alcohol de 70°, misma que se debe cambiar con regularidad, sobre todo si se mancha. El cordón umbilical se cae entre los tres y doce días de nacido, una vez lo haga se debe continuar con el mismo tratamiento hasta que la gasa quede completamente limpia.
  • Ropa: idealmente debe ser de algodón. Asegúrate de que sea cómoda y lo suficientemente holgada para permitir el movimiento del bebé y evitar rozaduras por la fricción con la tela.
  • Limpieza corporal: se recomienda bañar al recién nacido diariamente cuidando de limpiar bien los pliegues del cuerpo. Asimismo es necesario el cambio constante de pañal apenas se ensucie para evitar rozaduras o alguna otra condición dermatológica.
  • Uñas: deben mantenerse cortas para evitar que el bebé se rasguñe.
  • Exposición al sol: los llamados “baños de sol” son necesarios para que el bebé produzca vitamina D, son recomendados a partir de los siete a diez días de nacido, por alrededor de 15 minutos y evitando las horas centrales del día pues los rayos UV son más intensos.
  • Postura: siempre se debe mantener al bebé boca arriba y no dejar almohadas ni juguetes cerca que pudieran obstruir su respiración.

Además, es muy importante acudir con un especialista para que realice las revisiones necesarias sobre el estado de salud general de tu bebé. Para ello, el Dr. Ricardo Tsuji Ruiz, médico pediatra, se pone a tu disposición en su consultorio en Zamora, Michoacán, contáctalo para agendar una cita.